31 Semanas de Embarazo

Si te preguntas en qué etapa te encuentras en estas 31 semanas de embarazo, te contamos que estás al final del séptimo mes de tu periodo de gestación. ¡Tu guagüita tiene el tamaño de un coco! Mide aproximadamente 28 cm y pesa cerca de 1.5 kg!

Desarrollo de la guagua en tus 31 semanas de embarazo

¿Quieres saber qué pasará dentro de tu útero durante la semana 31 de embarazo? La mayoría de los huesos de la guagua se endurecerán, pero el cráneo seguirá siendo blando y flexible para que pueda pasar fácilmente por el canal de parto cuando llegue el momento. 

Tu pequeño tendrá unos puntos blandos en su cráneo al nacer, llamados fontanelas. Una de ellas se endurecerá a los pocos meses de nacer, mientras que las otras se cerrarán aproximadamente a los 18 meses.   También habrá otras novedades en la semana 31 de embarazo. El cerebro del bebé está madurando rápidamente. Empezará a regular su propia temperatura corporal, lo que significa que ya no depende totalmente del líquido amniótico para calentarse.

Sentada

Probablemente en las 31 semanas de embarazo, tu guagua pueda estar sentada. Cada periodo de gestación es diferente, y es importante que sepas que algunas guagüitas tardan más en adoptar la posición final antes de parto.

Orina

El sistema urinario cada vez funciona mejor en las 31 semanas de embarazo, logrando que los riñones filtren la sangre, y eliminen la orina a través del líquido amniótico. 

Sube de peso

Durante estas 31 semanas de embarazo, es posible que tu guagüita suba de peso, debido a la maduración en sus órganos que ha ocurrido en estos meses de desarrollo.

El cuerpo de la madre en la semana 31 de embarazo

En la semana 31 de embarazo podrías estar de unos 7 u 8 meses (según se dividan las semanas en los meses), lo que se enmarca en el tercer trimestre.

Puede que notes algunos cambios en tus pechos a raíz del embarazo. Por ejemplo, es posible que observes vetas rojizas en la piel, que no son otra cosa que estrías.

Aunque la aparición de estrías en los pechos y otros lugares no se puede evitar, a veces desaparecen después del parto.

 A medida que la piel de los pechos se estira, también puedes notar picor. Aplica una crema hidratante para aliviar las molestias. Más adelante, te daremos información sobre este síntoma. 

Dado que los pechos crecen, tendrás que aumentar una o dos tallas de sujetador hasta encontrar uno adecuado. Si aún no lo has hecho, ve a una tienda de ropa premamá o unos grandes almacenes y pide a un profesional que te ayude. 

Los sujetadores de maternidad suelen tener tirantes anchos, más cobertura en la copa y varias filas de ganchos para que puedas ajustar la talla según sea necesario. Además, puedes seguir utilizándolos después del nacimiento del bebé. También hay sujetadores de maternidad para la noche, que ofrecen una mayor sujeción mientras duermes, así como sujetadores deportivos. 

En las próximas semanas tus pechos pueden gotear un líquido espeso y amarillento llamado calostro. Si es tu caso, puedes introducir una gasa o un disco absorbente de lactancia en el sujetador para absorberlo. 

Una vez que nazca tu guagua, si decides darle el pecho, el calostro le aportará proteínas y anticuerpos nutritivos. Se genera unos días antes de que empiece a salir la leche materna.

Tus síntomas en las 31 semanas de embarazo

Secreción de calostro

En las 31 semanas de embarazo, tu cuerpo se está preparando para cuando nazca tu guagua. Notarás que tus senos expulsan una secreción amarillenta llamada calostro, que es la primera producción de leche con todos los nutrientes para fortalecer el sistema inmunológico de tu guagüita. 

Vulva hinchada

En estas 31 semanas de embarazo, probablemente sientas hinchazón en tu vulva. Este síntoma se debe a la presión del peso que ejerce el útero sobre la base de la pelvis. Para aminorar las molestias puedes realizar ejercicios de Kegel.

Agotamiento

Es normal que exista agotamiento durante las 31 semanas de embarazo, pero debes estar atenta a las causas que lo puedan estar generando. Es importante que tu médico evalúe tus niveles de hierro, ya que posiblemente se trate de anemia. Te damos algunos consejos para que te sientas mejor:

  • En la medida que te sea posible, procura descansar.

  • Bebe abundantemente líquidos.

  • Incluye en tu dieta alimentos que contengan proteína y hierro.

Dolor en las manos

Puede que tengas el síndrome del túnel carpiano. Esto ocurre cuando los tejidos de las manos se hinchan, lo que produce una sensación de hormigueo o adormecimiento. Por lo general, estos síntomas desaparecen cuando das a luz. Además, la hinchazón disminuye. Puedes utilizar una férula para la muñeca y descansar las manos a lo largo del día. Comenta al médico que tienes este síntoma para que te indique cómo aliviar las molestias.

Molestias por los movimientos de la guagua

A veces, recibir patadas y pinchazos de tu guagüita puede ser realmente incómodo. Por otro lado, sentir que se mueve es tranquilizador. En este momento el médico puede recomendarte que cuentes los movimientos a diario. 

Picor en la piel

A medida que la tripa crece, es normal que te pique la piel en torno a la semana 31 de embarazo. También es posible que sientas picores en otras partes del cuerpo, como alrededor de los pechos o las nalgas. Para aliviar las molestias, utiliza una crema hidratante calmante y bebe mucha agua.

Buenos consejos para mamá

  1. Es posible que te cueste trabajo encontrar una posición adecuada para dormir. Aquí te dejamos algunos consejos para que tengas un descanso reparador.

  2. Si te interesa conocer el detalle de tu periodo de gestación, consulta nuestro Calendario de Embarazo Pampers®

  3. Aumenta el consumo de Omega-3 presente en alimentos como el salmón y nueces, para fortalecer el desarrollo cerebral de tu guagua.

  4. Quizás te preguntes si es seguro mantener relaciones sexuales durante el embarazo. Si no hay nada raro y tanto tú como tu pareja se sientan cómodos, es seguro practicar sexo incluso en el tercer trimestre. Encontrar una postura cómoda puede llevar un poco de tiempo. Experimenta y descubre lo que te funciona. Consulta al médico si te preocupa mantener relaciones sexuales o tienes alguna duda.

  5. Ahora puede ser un buen momento para empezar a pensar si vas a dar el pecho o utilizar leche artificial. Comenta tu elección al médico o la asesora de lactancia y pregunta cualquier duda que tengas. Si vas a dar el pecho, podrías asistir a clases de lactancia. Si no estás segura, el médico puede explicarte qué productos necesitas, como un sacaleches o biberones, así como dónde comprarlos. Si piensas alimentar a la guagua con leche artificial, también puedes pedirle consejo sobre qué leche es la mejor en tu caso. Todavía tienes tiempo para decidirlo. De hecho, muchas madres escogen una opción una vez que ha nacido su guagua, pero no está de más reflexionar sobre este tema.

  6. Busca información sobre cómo prepararte para un parto natural (es decir, un parto sin apenas intervención médica) en caso de querer llevarlo a cabo. Si te llama la atención y el médico también cree que puede ser una buena opción para ti, debes pensar en opciones alternativas para aliviar el dolor y el apoyo que quieres recibir al dar a luz.

Semana 31 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Hay algún nutriente adicional que pueda necesitar en esta etapa del embarazo?

  • ¿Cuál es el riesgo de que el bebé nazca de forma prematura?

  • ¿Mi tensión arterial se encuentra en unos límites aceptables? ¿Qué puedo hacer si mi es demasiado baja o alta?

  • ¿A quién puedo llamar si me preocupa algo fuera del horario de trabajo de mi médico?

  • ¿Cuándo debería dejar de trabajar? ¿Hay algo que deba o no deba hacer en el trabajo en esta etapa?

  • ¿Cómo puedo abrocharme el cinturón de seguridad ahora que mi tripa es tan grande?

  • Según mi situación personal y mis antecedentes médicos, ¿podría tener un parto vaginal después de un parto por cesárea?

  • ¿Qué síntomas no debo pasar por alto en la semana 31? Aunque el médico sea la persona más indicada para responder a esta pregunta, echa un vistazo a este artículo sobre las señales de advertencia que no debes ignorar durante el embarazo.

Semana 31 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Decide quién quieres que te acompañe durante el parto. Puede ser una doula (un profesional no médico que te ofrezca apoyo emocional y práctico durante el parto), tu pareja, tu mejor amigo o un familiar.

  • Aunque es posible que ya hayas hablado sobre la baja por maternidad en tu empresa, puede ser un buen momento para revisar tus planes y empezar a compartir las tareas con tus compañeros si no quieres dejar las cosas para el último momento.

  • Haz nuestro test sobre cómo aliviar el dolor del parto y planificar la llegada del bebé. Te divertirás un rato, seguro.

  • Comprueba si hay algún trámite que debas realizar para obtener la baja por maternidad y pide a tu pareja que haga lo mismo en caso de que quiera pedir la baja por paternidad.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.