Your baby is the size of romaine lettuce

¡Estás cerca del día en que tengas a tu guagüita en brazos! Y su crecimiento aún continúa, durante esta semana, su peso va aumentando y tiene poco espacio dentro de tu útero. Sigue leyendo y descubre qué ocurre en este periodo.

Desarrollo de la guagua en tus 36 semanas de embarazo

36 semanas de embarazo: Su cráneo

Los músculos y huesos ya están desarrollados. Respecto a los huesos que conforman el cráneo de tu guagua ahora pueden moverse uno con relación al otro y superponerse mientras su cabeza esté dentro de tu pelvis. Este fenómeno permite que la cabeza se abra paso a través del canal de parto. 

No te sorprendas si tu guagüita nace con una cabeza puntiaguda o deforme, ¡calma! Después de unas horas o días, tu guagua recuperará su forma redondeada.

36 semanas de embarazo: Dulce sonido

Sabemos que el sonido ha estado en nuestra vida cotidiana y el embarazo no es la excepción. Los estudios han demostrado que los recién nacidos tienen preferencia por una canción que escuchaban con frecuencia mientras estaban dentro del útero; aunque si no recuerdas qué melodía era, no es tarde para comenzar: todos los días elige un momento para reproducir tu canción favorita y cantarla, o bien, léele a tu guagua un cuento.

Las investigaciones también muestran que las guagüitas prefieren el sonido de la voz de su mamá antes que otras voces, así que ya sabes.

36 semanas de embarazo: Piel suavecita

Durante esta semana 36 de tu gestación, tu guagua tiene su piel más lisa y esto se debe a que ya acumuló grasita debajo de la misma; además está comenzando a perder lanugo, esa capita fina de vellos sobre la piel.

Además, en esta semana la guagua puede cambiar a la posición final de su nacimiento.

Tus síntomas en las 36 semanas de embarazo

Tus síntomas en las 36 semanas de embarazo: Aún más controles

En este tiempo, la mayoría de los médicos querrán comenzar a verte semanalmente. Además, tu médico controlará tu presión arterial en cada visita y se asegurará de que tu orina no contenga proteínas, esto es porque son potenciales signos de alarma de preeclampsia, una enfermedad del embarazo que puede ser riesgosa para ti y para tu guagua. Conoce de qué se trata este trastorno y cómo prevenirlo.

Tus síntomas en las 36 semanas de embarazo: Con tranquilidad

Siempre que puedas, tómate unos minutos para descansar con tus pies elevados o recuéstate sobre el lado izquierdo. Ambas posiciones aumentarán la circulación y harán que los líquidos de tus piernas se muevan.

Toma en cuenta que disminuir el consumo de líquidos no reducirá el edema, es necesario que bebas por lo menos ocho vasos de agua por día para eliminar los desechos a través de los riñones, así como para mover los intestinos y mantener alto tu nivel sanguíneo. Descubre algunos consejos para ayudarte a dormir mejor durante el embarazo.

Tus síntomas en las 36 semanas de embarazo: Retención de líquido

Probablemente puedes presentar retención de líquidos, y a su vez, generar hinchazón en las manos o en los pies, y provocar aumento de peso. Esto se debe al mayor volumen de sangre circulando en el organismo y al peso del útero sobre las venas y arterias de la región pélvica, que puede dificultar la circulación y el retorno de sangre de los pies y piernas al corazón.

Buenos consejos para mamá

  1. Ten a la mano todos los números de teléfono importantes por si empieza tu tiempo de parto.

  2. Al bebé de 36 semanas de gestación le encanta que le cantes, le leas y le hables, ¡sigue haciéndolo!

  3. ¡Felicidades! Lo has hecho muy bien, pronto entrarás a la semana 37 y estás muy cerca del momento tan esperado.

Frase emotiva: Estado Civil: Enamorados de una guagua que aún no conocemos… ¡Y Pampers® la cuidará contigo!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.