Your baby is the size of an eggplant

¡Felicidades, estás iniciando tu sexto mes! Sabemos que ha sido un camino lleno de muchos cambios pero recuerda que estamos contigo para despejar todas las dudas que tengas. Ahora tu guagüita tiene el tamaño de una berenjena. Descubre qué otros cambios podrías experimentar esta semana de embarazo. 

Desarrollo de la guagua en tus 23 semanas de embarazo 

23 semanas de embarazo: Su cuerpecito 

En esta semana de embarazo tu guagua empieza a almacenar grasa, en las palmas de sus manitas y en las plantas de sus pies, se forman crestas que más tarde serán la base para las huellas dactilares y las huellas de los pies.  

También durante esta semana, la médula ósea de tu guagüita comienza a producir glóbulos rojos. De igual manera, tu guagua ya podría comenzar a tener hipo y provocar movimientos espasmódicos.  

23 semanas de embarazo: Su peso 

Tu guagua pesa un poco más de 450 gramos. Si en esta semana se iniciara el trabajo de parto prematuro y naciera tu guagüita, bien podría sobrevivir con la ayuda de asistencia médica experta; sin embargo, podría quedar con problemas de salud permanentes leves o graves. 

Es importante que sepas que gracias a la investigación científica respecto a la medicina fetal, el pronóstico a largo plazo de las guaguas prematuras mejora año con año. 

23 semanas de embarazo: Digestión de alimentos

Durante esta semana 23 de embarazo, el páncreas de tu guagua empieza a producir insulina, la hormona responsable de controlar los niveles de azúcar en la sangre. Además, su intestino comienza a realizar los primeros movimientos peristálticos, los esenciales para la futura digestión de los alimentos cuando tu guagüita nazca.

Tus síntomas en las 23 semanas de embarazo

Tus síntomas en las 23 semanas de embarazo: Control de preeclampsia 

Si tu presión arterial es demasiado elevada, tu médico quizás esté atento a la potencial aparición de preeclampsia, una complicación del embarazo que se caracteriza por hipertensión, edema (hinchazón) y proteínas en la orina. 

Si esta condición no se trata, puede reducir el flujo sanguíneo que va hacia la placenta. Si notas alguno de estos síntomas: 

  • Visión borrosa 

  • Dolores de cabeza 

  • Inflamación repentina de las manos y los pies 

  • Náuseas o vómitos 

  • Dolor abdominal en la parte superior, por lo general, debajo de las costillas y en el lado derecho  

Recuerda que lo mejor es llamar de inmediato a tu médico.  

Tus síntomas en las 23 semanas de embarazo: Es hora de ir a clases 

La mayoría de los cursos preparto están diseñados para comenzar cerca de la semana 32 del embarazo. Pero, es una buena idea inscribirse en un curso que finalice al menos algunas semanas antes de tu fecha de parto, por las dudas de que tu pequeño decida presentarse anticipadamente. Conoce más sobre las clases preparto

Tus síntomas en las 23 semanas de embarazo: Aumento de hierro 

Muchas mujeres están levemente anémicas antes de quedar embarazadas, y el 20% de las mujeres reciben tratamiento para la anemia por deficiencia de hierro (ferropénica) durante el embarazo.  

Algunos de los síntomas son fatiga, debilidad, dificultad para respirar y mareos. Puedes tratar la deficiencia de hierro comiendo alimentos ricos en hierro como hígado, carne roja, melaza, lentejas y hojas verdes, como espinaca y col silvestre. 

Buenos consejos para mamá 

  1. Mantente hidratada tomando al menos 8 vasos de agua al día. 

  2. ¿Quieres saber cuándo podría ser el día que tengas a tu guagua en brazos? Consúltalo en nuestra Calculadora de Embarazo

  3. Sigue las recomendaciones indicadas por tu médico. 

Frase emotiva: Estado Civil: Enamorados de una guagua que aún no conocemos… ¡Y Pampers® la cuidará contigo!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.