Consejos de cómo dormir a un bebé fácilmente

Dormir es una parte fundamental para el desarrollo saludable de tu bebé. Ten en cuenta estos consejos para ayudar a tu bebé a quedarse dormido.

Temperatura de la habitación. Busca una temperatura que sea ideal para un adulto vestido con pocas prendas. Tu bebé se quedará dormido rápidamente cuando esté calentito y cómodo.

Vístelo con poca ropa. Ponerle demasiada ropa puede hacer que tu bebé sude demasiado y se sienta irritable, lo cual no lo ayudará a dormir. Recuerda que los bebés generalmente necesitan utilizar una prenda más que los adultos, de modo que una camiseta con una pijamita de algodón será suficiente para la mayoría de los climas.

Pon atención al piso. Un tapete o alfombra de pared a pared ayudará a mantener la temperatura cálida de la habitación y creará un buen espacio de juegos en el piso. Las alfombras también pueden ayudar a amortiguar los ruidos, lo que crea una espacio de sueño más tranquilo. Pero debes mantenerla limpia.

Mantén la oscuridad de la habitación. Utiliza cortinas para tapar la luz de la mañana. Coloca atenuadores de luz en la habitación del bebé. Esto creará un ambiente relajante. Reduce la luz cuando estés lista para dormir a tu bebé, y atenúala aún más cuando se acerque la hora de acostarse.

Aunque el sueño activo es la parte más importante del ciclo de sueño para los bebés prematuros, el sueño tranquilo sigue siendo esencial. Durante este tiempo un bebé está más tranquilo y pasará por el proceso de memorización de la información verbal que ha aprendido a lo largo del día.

Dr. Jeroen Dudink, (Profesor Asociado del Departamento de Neonatología, Centro Médico Universitario Utrecht)

Permite el ruido blanco. Algunos bebés duermen mejor cuando la lavadora o la aspiradora está funcionando, así que si lo deseas, puedes coordinar las rutinas del hogar normalmente a la hora de la siesta o después de acostar al bebé. El ruido regular es calmante y ayudará a tu bebé a dormir.

No necesitas decoración costosa o elementos de moda para crear un lugar placentero para dormir en la habitación del bebé. ¡Sigue estos consejos y tu bebé pronto estará durmiendo!

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.