Ansiedad por separación: cómo preparar a tu bebé

Entre los 7 y 9 meses es cuando realmente empezará la desconfianza hacia los extraños y la ansiedad por la separación de su madre o padre. De alguna manera, es algo bueno: La preocupación por los extraños indica que tu bebé ha dado un gran paso en cuanto al pensamiento y la comprensión.

Así que intenta mantener al mínimo las separaciones y alteraciones innecesarias en este momento. No tienes que sobreproteger a tu bebé, pero tienes que darte cuenta de que está pasando por un esfuerzo importante y exigente con respecto al desarrollo. Es importante darle tiempo y espacio para procesar a los extraños. Dicho esto, no te abstengas de dejar que tu bebé conozca gente nueva, solo adviérteles que no deberían levantarlo hasta que haya tenido la oportunidad de mirarlos y perder su desconfianza inicial.

Cuando se trata de separaciones, asegúrate de preparar a tu bebé siempre que vayas a salir. A esta edad, no comprenderá del todo lo que dices, pero interpretará tu tono de voz y tu lenguaje corporal. Desarrolla una rutina breve para decir adiós la que se vuelva rutina cada vez que la separación suceda. Sé firme, y no pidas disculpas por marcharte. Al principio, deja a tu bebé durante períodos breves con alguien que conozca. Cuando regreses, hazle saber que estás allí. Luego, poco a poco, aumenta el tiempo en que te separas. Esta etapa pasará, aunque puede ser triste para ambos. Puedes estar segura de que todos los bebés tienen que pasar por ella.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.