Cómo hacer fotos profesionales a tu bebé

Ideas para Tomarle Fotos a mi Bebé

Nunca te cansarás de mirar a tu recién nacido; ¡es tan lindo! Para que puedas fotografiar a tu guagüita y sus momentos especiales, te damos algunos consejos para obtener fotos estilo profesional.

¿Qué necesito? Tal vez te agobies por necesitar un equipo fotográfico profesional; sin embargo, toma en cuenta que con motivación y creatividad podrás hacer las fotos más hermosas de tu guagua.

Toma nota:

  • Cámara a mano, espera a que esté dormido; es más fácil hacer posar a recién nacidos dormidos casi todo el tiempo

  • Usa mucha luz natural o luz suave, este tipo de iluminación crea poco contraste y sombras suaves

  • Cuida el balance de blancos si usas luz natural o una lámpara encendida

  • Evita el flash, para tu guagua puede ser molesto; en contraste busca espacios con buena luz

  • Experimenta con diferentes tipos de fotografías y los planos: desenfoca el fondo o utiliza profundidad de campo

  • Usa un muñeco pegado en la cámara para atrapar su atención o para sorprenderlo y capturar su reacción

  • Planifica la sesión. La combinación de su ropita con el fondo marcará la diferencia

  • Ten en cuenta el entorno y lo que queda enmarcado

  • Telas de colores neutros pueden ayudarte a crear un fondo cuando el entorno no te agrada

  • Tu pequeño es el protagonista de tus imágenes, por ello quizá no necesite muchos adornos

  • Haz primeros planos; no hay nada más hermoso que un recién nacido dormido

  • Toma tantas fotos a tu guagua como puedas; de 50 tomas quizá solo una sea la foto perfecta

  • Si te encanta el blanco y negro, con este estilo en fotografía, y más aún de guaguas, puedes obtener resultados fabulosos,

A medida que crece, los padres notarán que no se queda quieto cuando está sentado y que se niega a sonreír, pero cuando finalmente logran esa toma perfecta para el álbum familiar, verán que valió la pena.

Algunas ideas para una sesión de fotos de guaguas hermosas y naturales:

Captura a tu Guagüita en su Entorno Natural

Olvídate de hacerlo posar: mientras más lo intentes es menos probable que logres que sonría. Simplemente retrátalo cuando esté en su manta sobre su abdomen o mientras juega; ¡su esencia es lo mejor!

Cambia el encuadre, es decir sitúate en puntos de vista distintos, quizá funcione que te pongas de rodillas, te sientes o te tiendas sobre el piso para lograr un retrato al nivel de los ojos.

No fuerces una sonrisa

Mientras más natural sea la sonrisa, mejor será la foto. Prueba hacer una cara graciosa para que tu pequeño sonría. Si tu niño es más grande, haz algo tonto o recuérdale algo que lo haga reír.

Sigue sacando fotos

Un punto fundamental en la fotografía de guaguas: toma tantas fotos como sea posible. En lugar de intentar lograr una foto perfecta, toma un montón de fotos desde diferentes ángulos. Es muy posible que se mueva, se de vuelta o estornude mientras lo retratas, así que mientras más tomas hagas, más probabilidades tendrás de conseguir la toma que buscas.

Configura la velocidad del obturador

Una velocidad de obturación más rápida te ayudará a crear una imagen nítida de tu guagua mientras juega, incluso si está corriendo, saltando, dando vueltas o jugando. Si la velocidad del obturador es más rápida, menos borrosa será la imagen.

Cuando tengas la toma que más te gustó, puedes publicarla en redes sociales, o bien, recuerda este consejo al fotografiar a recién nacidos: ¡imprime tus fotos! Mirar las imágenes en un álbum o como decoración para el cuarto de tu pequeño, verás que será mucho más gratificante que verlas en la pantalla de la cámara. ¡No te arrepentirás!