Cambios de humor en el embarazo

Probablemente, te has dado cuenta de que los médicos, al igual que tus amigos y tu familia, se concentran más en los aspectos físicos del embarazo. Su preocupación principal, por supuesto, es que tú y tu guagua estén saludables. Además, los cambios en el embarazo son más concretos y pueden ser percibidos por otros. Para muchas mujeres, las emociones y los cambios de humor son tan desafiantes como los síntomas físicos.

¿Por qué el embarazo se vuelve muy emocional? ¿Cómo puedes tratar esta gran variedad de emociones y sentimientos que probablemente se percibirán? Debes saber que los cambios de humorson muy comunes durante el proceso de gestación, aunque tienden a ocurrir más comúnmente durante el primer trimestre y hacia el final del tercer trimestre.

Generalmente los cambios de humor sedeben a la avalancha de hormonas en tu cuerpo al comienzo del embarazo, por lo que puedes sentirte inusualmente emotiva y llorona, ¡tranquila! Esto es normal.

La gran adaptación

Muchas mujeres esperan quedar embarazadas y disfrutar de la maternidad en algún momento de sus vidas. Sin embargo, una vez que estás embarazada, lo hayas planeado o no, quizá tus sentimientos sean diferentes a lo esperado. Las mujeres que creían que tendrían miedo quizá lo tomen con facilidad, y quienes creían que estaban preparadas pueden repentinamente tener miedo.

De hecho, los sentimientos de una mujer cambian en cada trimestre que pasa, y cada fase genera sus propias emociones. En el primer trimestre, es posible que te tome tiempo adaptarte al hecho de estar embarazada. Durante el segundo trimestre, permítete concentrarte en la noción de que realmente vas a tener una guagua. En el tercer trimestre, probablemente comenzarás a pensar más allá y contemplar las responsabilidades y la alegría de ser madre. ¡Todo esto representa un gran ajuste emocional!

Cambio de roles

Un embarazo también cambia la dinámica de las relaciones familiares. Si es tu primera guagua, pasarás de ser una sola persona o parte de una pareja, con obligaciones solo respecto a ti o el otro adulto, a tener una vida llena de responsabilidades respecto a un bebé completamente dependiente.

Si tienes una segunda guagua (o tercero o cuarto), los cambios se producirán en la familia y tus responsabilidades serán aún mayores. Traer una nueva persona a la familia puede ser estresante por momentos, pero bajo las circunstancias más felices. Aunque tener un bebé es una parte normal y maravillosa de la vida, puede ser abrumador. Tus sentimientos se potenciarán por los cambios hormonales que se producen en tu cuerpo.

¿Qué sentirás?

Te presentamos algunos cambios de humor, emociones y las reacciones que muchas mujeres embarazadas dicen tener. Ten en cuenta que no todas son negativas:

  • Alegría y excitación

  • Incertidumbre o miedo

  • Irritabilidad

  • Calma

  • Mayor dependencia de tu pareja o familiares

  • Orgullo de sentir que se ha logrado el milagro

  • Amor por tu guagua, sentirse muy estrechamente relacionada a la guagua incluso antes de su nacimiento

  • Reacciones a los cambios en la imagen corporal (puedes amar la forma en la que ves tu cuerpo durante el embarazo o no)

  • Sensación de despiste

  • Tristeza por la pérdida de muchas cosas que solían ser de otra forma

  • Ansiedad respecto a las finanzas, cuidados de la guagua, pérdida de independencia, cambios en la relación con tu pareja, el trabajo de parto y el nacimiento, si serás una buena madre, etc.

  • Sensación de impaciencia o de que estás embarazada por siempre

  • Sensibilidad excesiva respecto a los comentarios o consejos de otras personas

  • Llantos continuos

  • Ilusiones con respecto a tu guagua

Depresión en el embarazo

La depresión es muy común y llega a afectar a más del 13% de las mujeres embarazadas. Además, se ha documentado como la causa más frecuente de incapacidad laboral, y se relaciona con un aumento en el riesgo de preeclampsia junto con el incremento de complicaciones en el recién nacido, como parto prematuro, deterioro del neurodesarrollo fetal y recién nacidos con baja talla para la edad gestacional.

Es así que para contrarrestar la depresión en el embarazo, existen 2 posibles tratamientos: la psicoterapia y la farmacoterapia. Consulta a tu médico si notas cambios en tu estado de ánimo y antes de tomar medicación para la depresión, inclusive si son medicamentos herbales. Siempre consulta a tu médico antes de tomar medicamentos, de venta libre o recetados, durante el embarazo.

Consejos para controlar las emociones

Aunque lo que mencionamos anteriormente es normal, puedes tomar ciertas medidas para reducir los cambios en el ánimo durante este momento tan interesante de tu vida:

  • Debes mantenerte saludable físicamente. Debes comer bien, hacer ejercicio y descansar mucho. Si no te sientes bien, o estás muy cansada, es probable que estés más ansiosa o enojada.

  • Infórmate. Por ejemplo, puedes asistir a clases de preparto y leer libros sobre el embarazo. Saber qué debes esperar, escuchar a los profesionales y reunirse con otros futuros padres puede aliviar el estrés.

  • Comparte tus pensamientos con tu pareja, tus amigos o los miembros de la familia.

  • Evita sobrecargarte con compromisos laborales o en el hogar.

Consulta a tu médico antes de tomar medicación para la depresión o si percibes cambios de estado de ánimo, inclusive si son medicamentos herbales. Siempre consulta a tu médico antes de tomar medicamentos, de venta libre o recetados, durante el embarazo.

Recuerda que debes cuidarte, de modo que eres la prioridad. En unos pocos años, recordarás esos 9 meses y los extrañarás.

Artículos relacionados

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.