Tras un parto prematuro, es natural que los padres se sientan abrumados. Afortunadamente, hay algunas cosas que tanto los padres como las madres pueden hacer para sentir un poco más de control y para ayudar a su guagua a fortalecerse, incluyendo la práctica del cuidado canguro. Quizá te preguntes qué es el método canguro y cuáles son sus ventajas, aquí te explicaremos qué es el método canguro, sus beneficios y cómo un poco (o mucho) de contacto piel con piel cada día puede ayudar a tu guagua prematura a crecer y desarrollarse, e incluso a volver a casa antes.

¿Qué es el método canguro para guaguas prematuras? 

Tendrás muchas preguntas tras el nacimiento prematuro de tu guagüita, y puede que te preguntes si puedes disfrutar del contacto piel con piel con tu pequeño. De hecho, no sólo es útil para las guaguas nacidas a término, sino que también se considera especialmente útil para los prematuros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que el método canguro es la atención a los niños prematuros manteniéndolos en contacto piel a piel con su madre. Se trata de un método eficaz y fácil de aplicar que fomenta la salud y el bienestar tanto de los recién nacidos prematuros como de los nacidos a término. 

El cuidado canguro consiste simplemente en sostener a la guagua, que sólo lleva pañal, contra tu pecho desnudo. Puedes cubrir su espalda con una manta o con una de tus prendas, dándole la sensación de que está a salvo en la "bolsa" de mamá (o papá). Es como si la guagua estuviera en una bolsa canguro, de ahí el término.

La importancia del contacto piel con piel es más conocida desde los años 70, cuando se descubrió que las guaguas prematuras tenían muchas más posibilidades de sobrevivir si pasaban gran parte del día entre los pechos de su mamá. Hoy sabemos que las guagüitas también pueden beneficiarse del contacto piel con piel con los padres.

Beneficios del método canguro para las guaguas prematuras 

El contacto piel con piel tiene muchos beneficios para las guagüitas prematuras y sus padres. He aquí algunas de las ventajas más conocidas que esta práctica ofrece a las guaguas prematuras: 

  • Ayuda a regular el ritmo cardíaco, la respiración y la temperatura corporal de la guagua. Por ejemplo, los pechos de la madre cambian de temperatura para adaptarse a las necesidades de la guagüita. Si la guagua está un poco acalorada, sus pechos se enfriarán para ayudar a refrescarla, y viceversa. El estrecho contacto también enseñará intuitivamente a la guagua a regular su ritmo cardíaco y su respiración a la de mamá o papá.

  • Mejora la circulación de oxígeno. A su vez, una respiración más profunda y regulada aumentará la tasa de oxígeno que llega a los órganos y tejidos de la guagua, lo que favorece el crecimiento y el desarrollo de sus órganos y le ayuda a ganar peso.

  •  Ayuda a calmar a la guagüita. Tu guagua prematura reconocerá los latidos del corazón y la voz de mamá de su época en el útero. Por eso, estar apretado contra el pecho de mamá le ayuda a sentirse más seguro.

  • Duerme mejor. Las guaguas prematuras que reciben muchos cuidados tipo canguro tienen un sueño más profundo y de mayor calidad, lo que les permite crecer, desarrollarse y ganar peso más rápidamente.

  • Promueve el desarrollo del cerebro. Un sueño más reparador, menos estrés y una mejor circulación de oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo de la guagua prematura contribuyen a un desarrollo saludable del cerebro.

  • Refuerza el sistema inmunitario. El contacto con tu piel puede ayudar a exponer a la guagua a bacterias saludables, reforzando su sistema inmunitario.

  • Ayuda a la guagua a ganar peso. Cuando la guagua prematura empieza a depender de sus padres para regular su temperatura, utiliza menos calorías para mantenerse caliente. El contacto piel con piel también favorece su desarrollo físico, lo que hace que aumente de peso.

  • Menos llanto. Como la guagua descansa mejor y está más tranquila durante más tiempo, llorará menos y se sentirá menos angustiada.

  • Favorece el vínculo afectivo. También oirá la respiración de mamá o papá y olerá la piel de sus padres, lo que favorece el vínculo entre ambos.

  • Ayuda a promover la lactancia materna. Las guaguas que se mantienen cerca del pecho de la madre tienen más probabilidades de mostrar una inclinación por la lactancia. Esta cercanía puede incluso ayudar a mejorar la producción de leche materna de la madre. 

En general, este tipo de cuidados puede ayudar a reducir algunos de los problemas habituales de las guaguas prematuras, así como a mejorar las posibilidades de que reciban el alta hospitalaria antes. 

Para los padres, puede ayudar a aliviar parte de su preocupación al sentirse más unidos a su guagua. También da a la madre y al padre la confianza de que están haciendo todo lo posible para ayudar a su pequeño a fortalecerse. Las investigaciones indican que este tiempo de vinculación puede ayudar a reducir el riesgo de depresión posparto. 

Cómo practicar el cuidado canguro de forma segura  

Pregunta al personal de la UCI neonatales sobre cuándo empezar los cuidados canguro. Tu equipo médico podrá informarte sobre la política de tu hospital tras el parto. Algunos querrán que esperes hasta que la salud de tu guagua sea estable, mientras que otros fomentarán el contacto piel con piel justo después del nacimiento. Si es posible, habla de tus preferencias con los médicos antes del parto, para que no te sientas decepcionada si no te colocan a la guagüita en el pecho inmediatamente. La política de un hospital puede variar también en función de si se trata de un parto vaginal o de una cesárea.

Estos son los pasos a seguir para el cuidado canguro: 

  1. Una vez que te hayan dado el visto bueno y estés preparada para practicar el método canguro de forma segura, ponte una camiseta que se pueda abrir por delante. Las mamás también deben quitarse el sujetador. También existen camisas especiales para el cuidado canguro, que permiten colocar a la guagua por la parte delantera y sujetarlo contra el pecho.

  2. Coloca a tu guagüita desnuda sobre tu pecho desnudo. Puede seguir teniendo el pañal y el gorro puestos. Recuerda que los pañales para guaguas prematuras están especialmente diseñados para adaptarse a su peso y tamaño.

  3. Puedes colocar una manta o una de tus camisetas sobre la espalda de tu guagua para que no pase frío. Eso sí, asegúrate de que su cara sigue siendo visible.

  4. Es preferible sentarse en una habitación tranquila y poco iluminada, para que ambos puedan relajarse. Deja que tu guagüita descanse durante este tiempo, sin juegos ni interrupciones.

  5. Abraza a tu guagua de este modo al menos una hora al día, durante al menos cuatro horas a la semana. Sin embargo, si a tu guagütia le gusta, y si tus médicos también lo recomiendan, puedes tenerlo en brazos durante mucho más tiempo. En la mayoría de los casos, cuanto más, mejor.

Incluso puedes disfrutar del contacto piel con piel mientras das el biberón o el pecho a tu guagua prematura. Muchos padres disfrutan especialmente de los beneficios del contacto piel con piel mientras dan el biberón, por ejemplo.

El personal de la UCIN podrá orientar a las mamás y a los papás de forma individualizada para asegurarse de que este momento compartido sea cómodo y agradable. 

Es importante tener en cuenta que la metodología canguro es un modelo de atención seguro y humanizado, con una importante relación costo-beneficio, que permite no sólo una mayor sobrevida sino una mejor calidad de vida. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) explica que este modelo puede aplicarse tanto en los países desarrollados como en los países tecnológicamente menos desarrollados. Pero sobre todo, el método garantiza el fortalecimiento del nexo estrecho entre la madre y el hijo y brinda el apoyo y el balance emocional necesario. 

Qué hay que tener en cuenta en el contacto piel con piel de las guaguas prematuras 

Es posible que te sientas nerviosa al coger a tu guagua por primera vez, sobre todo si está conectado a tubos y parece pequeño y frágil. Y cuando empiece el contacto piel con piel, puedes temer que le haga daño a la guagua por tenerla cerca. No te preocupes, no lo harás.

El personal del hospital te ayudará a colocar a la guagua sobre tu pecho, para que los tubos o cables se desplacen a un lugar cómodo. Puede ser útil colocar a la guagua sobre una manta, inclinarse suavemente sobre él, pasar la mano por debajo de la manta y sostenerle la espalda y la cabeza mientras lo levantas sobre tu pecho.

Para facilitar aún más los cuidados especiales tipo canguro a las guaguas prematuras, existen prendas especiales para prematuros que se abren fácilmente por delante para poder colocar a la guagua sobre tu pecho desnudo. Asegúrate de que mantienes a tu guagüita en posición vertical, con la respiración despejada.

Con un poco de práctica, te sentirás segura de practicar los cuidados canguro, con la certeza de que estás ayudando a tu guagua prematura a fortalecerse cada día.

Fuentes