Estimulación temprana para tu bebé de 4 meses

Estimulación: Actividades para tu pequeño de 4 meses

¿Quién hubiera pensado que en estos meses podía crecer y convertirse en la personita que es hoy? Y esque tu guagüita a partir del cuarto mes de vida se vuelve más sociable y activo.

¿Has notado que se acerca objetos a la boca con mayor frecuencia? Pues este es un instinto natural, así como tomar con sus manitas objetos y ¡claro! juguetes, la hora del juego ahora es aún mejor.

Hay diversas actividades que pueden hacer en casa, sigue leyendo y descubre cómo gozar estos momentos divertidos con tu bebé de 4 meses de vida. No olvides que cada pequeño es diferente y se desarrolla a su propio ritmo.

Ofrécele un juguete

Pasa frente a tu guagua un juguete que emita varios sonidos, o simplemente un juguete pequeño como muñequitos de trapo, una sonaja o un pañuelo con texturas; esto hará llamar su atención, debes mirar su reacción y observar las caras que hace cuando lo agarra. Cuando ve pasar un juguete, para tu recién nacido es un juego divertido. Además, hablarle sobre el juguete y el propio juego le ayuda a escuchar más palabras. 

Pláticas y curiosidad

Desde que nació, a tu guagua le gusta que le hablen y, antes que cualquier otra cosa, prefiere escucharte a ti o a su papá, así que platica con él todo lo que puedas. Cuéntale todo lo que tú ves y lo que haces; por ejemplo, cuando salen juntos platícale todo lo que estás viendo, a tu guagüita le encanta y, además, con esto ayudas a alimentar su curiosidad y lo estarás estimulando. Recuerda que tu voz le fascina y aún más si le platicas a detalle.

Sonrisas

Sujetarlo y jugar con su pechito le gustará y arrancarás algunas sonrisas o hasta carcajadas, lo cual es una maravilla de este cuarto mes de edad: sus reacciones. ¿Recuerdas cuando sonrió por primera vez hace un mes o dos? Ahora comienza a reír a carcajadas, ¡mucho mejor!

Jueguen un poco

Las burbujas les fascinan a los recién nacidos. Sóplalas a su alrededor y se estará divirtiendo. Jueguen a “Este cerdito compró un huevito...” mientras lo vistes. Le encantará que le hagas cosquillas en sus manitas o pies y lo estimules, ¡además de ser una buena distracción cuando intentas ponerle las medias!

Si colocas a tu pequeño sentado o boca abajo y le acercas juguetes para que los alcance y haces que gire y se estire sobre sí mismo, lo ayudarás a reforzar sus músculos del tronco, seguro será una sesión de juegos muy divertida.

Haz una cita de juegos

¿Por qué no invitas a una o dos mamás amigas para que vayan con sus guagüitas de la misma edad? Dejen a sus guaguas en el piso con algunos juguetes y observen qué pasa. Te encantará ver a tu pequeño pasar un rato con sus nuevos amigos y tú también puedes tener algunas amigas.

En cada actividad, comprueba que tu guagüita tenga un poco de tiempo para probar con cada cosa nueva y descubrir qué tiene de especial.

De igual manera, déjalo esforzarse un poco para alcanzar el juguete, para que lo descifre y luego lo comparta contigo, esto le dará la posibilidad de tener sensaciones, como la alegría de hacerlo él solo. Esa sensación de dominio alimentará su deseo de seguir explorando.

No olvides disfrutar de estos momentos especiales al lado de tu pequeño, son instantes maravillosos solo para ustedes dos, ver a tu guagua aprender y descubrir es un momento fascinante.

Jugar con tu guagua boca abajo o boca arriba, en la posición que sea, y crear un entorno divertido y activo es vital para el desarrollo del pequeño en la primera infancia. Toma en cuenta que con una alimentación complementaria, leche de fórmula y lactancia materna, o como la atención médica de tu hijo lo marque, criarás una guagüita feliz, saludable y en armonía, ¡listo para su primer año de vida, sus 12 meses!