ir a navegación
Pampers® amor sueños & juegos
¡Bienvenido/a! 
Únete ahora  Ingresa 
Chile

El arte de cambiar pañales

2   personas comentaron
sobre este artículo
 
16
 
2
Social Sharing

Cómo limpiar a tu bebé

  • Todo debe ser con suavidad y control. Toma con una mano los tobillos de tu bebé y levanta sólo sus piernas hacia arriba. Fíjate en asear siempre de adelante hacia atrás, cuidando que no quede nada sucio, incluso entre medio de los pliegues de su piel. De este modo, se evitará que entren bacterias e infecciones.
  • En los bebés de sexo femenino la limpieza debe ser detallada, procurando retirar cualquier posible secreción que pueda estar acumulada en la región. En el caso de los bebés de sexo masculino, se debe evitar la realización de cualquier tipo de maniobra que pueda forzar la piel que recubre el pene, por el riesgo de trauma.
  • Recuerda que una mala limpieza genera que los agentes irritantes dañen su piel.

Cómo cambiar el pañal

  • Luego de cerrar el pañal sucio, y asear bien su piel, toma un pañal limpio, lo abres y para un mejor funcionamiento, antes de colocar el pañal, levanta las barreras laterales con tus dedos. Luego, pones la parte más grande apoyada atrás, por debajo de la colita de tu bebe, con los adhesivos abiertos hacia ambos lados.
  • Ahora, dobla la parte que sobra del pañal hacia arriba, cubriendo sus genitales, y colocándola por sobre la pancita de tu bebé. Tanto la parte que está por la espalda de tu bebé, como la que queda sobre su pancita, deben estar a la misma altura, y no más arriba del ombligo (de lo contrario el pañal es muy grande, y es más probable que se escurra).
  • Fíjate que la parte más angosta del pañal, quede entre sus piernas, para darle más comodidad. También cuida que toda su colita quede bien cubierta.
  • Para cerrar, con una mano estira la parte que cubre la pancita de tu bebe, hacia su costado, mientras que con la otra mano, tomas la cinta adhesiva, y la cruzas “envolviendo” a tu bebe, asegurándote que no quede suelto.
  • Repite el procedimiento del otro lado. Cuida que las cintas queden juntas, o separadas pero a la misma distancia del centro del pañal o del ombligo de tu bebé, para que de esta manera el pañal no quede torcido.
  • Si usas Pampers Recien Nacido, sus laterales son suaves y elasticados, de manera que no estarás apretando de más a tu bebé. Además, la banda decorada frontal, tiene diseños que te permiten guiar que las cintas adhesivas queden “parejas”.
  • Un consejo al terminar: no “ordenes” con tus dedos los elásticos de las piernas hacia adentro, ya que corres el riesgo de aplastar las barreras elásticas, que ayudan a prevenir derrames.

Como elegir su talla correcta del pañal.

La talla de pañal que tu bebé debe de usar va de acuerdo a su peso y usualmente te puedes guiar con lo que se indica en el paquete.

Es fundamental que uses la talla apropiada en cada momento, ya que un pañal muy pequeño puede dejar marcas en sus piernas, o escurrirse porque no cubre bien; mientras que uno grande para su tamaño, es muy probable que se escurra porque las barreras no se apegan bien a su cuerpo.

Cuando el peso de tu bebé se esté acercando al límite recomendado para esa talla, es mejor que compres el siguiente tamaño, ya que esto asegurará que el pañal absorba y rinda mejor.

Algunos signos de un pañal muy chico:

  • Las cintas al cerrar quedan muy separadas entre si, o
  • El pañal cerrado queda muy bajo en la espalda (apenas cubre su colita), y/o muy bajo sobre su pancita (muy por debajo del ombligo), o
  • Los elásticos le generan marcas rojas.

Algunos signos de un pañal muy grande:

  • Las cintas al cerrar pueden cruzarse entre si, o
  • El pañal cierra muy por arriba del ombligo, o
  • Los elásticos y/ o la cintura se notan sueltos.

Sea el primero en escribir una reseña

Comentarios para imprimir


 
Social Sharing
 
2

Comentarios de los miembros

testcommnet from atos
testcommnet from atos

También podría interesarte

Pampers BabySan. Toda 1 noche con 1 sólo pañal

Busca información sobre Pampers BabySan
Pampers BabySan